La Municipalidad de Lambaré procedió, en la mañana de hoy, a la destrucción de 150 caños de escape aproximadamente, del tipo boca 0 y boca 8. Esto se encuentra enmarcado dentro de la ordenanza municipal 91/96 que, en su artículo 6 dice que “solo serán habilitados para circular en la vía pública vehículos provistos de silenciadores en buen estado de funcionamiento. Está prohibido circular con ellos en mal estado”.

Además la ordenanza 21/12, señala que el escape libre y ruidos molestos, constituyen falta gravísima y además se sanciona con 8 jornales de multa y las motocicletas serán demoradas en el corralón.

El procedimiento fue encabezado por el intendente municipal, don Armando Gómez, acompañado del Director de Tránsito, Nelson Campuzano y del director de Medio Ambiente, ingeniero Jorge Palazón.

La imagen puede contener: una o varias personas, calzado y exterior

La imagen puede contener: exterior

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior